¿Y el jardín de rosas?

(Fragmento de la introducción) Nace un niño, pero nos olvidamos completamente de una cosa: en el  momento en que nace el niño, también nace la madre, ésta no existía antes. El deseo de escribir este libro nació de mis propias dificultades frente a la  maternidad y de la percepción de conflictos similares en otras madres. … Continúa leyendo ¿Y el jardín de rosas?

En torno a “La mayor” de Juan José Saer

    Por María José Eyras* “Otros, ellos, antes, podían. Mojaban, despacio, en la cocina, en el atardecer, en invierno, la galletita, sopando, y subían, después, la mano, de un solo movimiento, a la boca, mordían y dejaban, durante un momento, la pasta azucarada sobre la punta de la lengua, para que subiese, desde ella, … Continúa leyendo En torno a “La mayor” de Juan José Saer

Primeras lecturas de Un detalle trivial: Ariel Bermani

¿Detalles triviales? Una lectura de los cuentos de María José Eyras Ariel Bermani J.D. Salinger le dedicó una parte importante de su obra a varios integrantes de una familia de ficción que, al menos a mí, me cuesta pensar sólo en el marco de la ficción. Me refiero a los Glass. Seymour, el primero de … Continúa leyendo Primeras lecturas de Un detalle trivial: Ariel Bermani

Primeras lecturas de Un detalle trivial: Hugo Correa Luna

Cuando nos encontramos a diario con lo trivial, simplemente lo dejamos de lado, como aquello de lo que no vale la pena ocuparse o como algo a lo que prestaremos una atención fugaz, tal vez un poco robada a nuestro tiempo; en todo caso, en la larga ristra de los minutos que se llevan nuestro … Continúa leyendo Primeras lecturas de Un detalle trivial: Hugo Correa Luna

Primeras lecturas de Un detalle trivial: Cecilia Sorrentino

Voy a contarles algo a propósito de “La proeza de Leocadia”, el último de los cuentos de este libro y mi preferido. Lo leí hace mucho y me atrapó; quiero decir que sentí eso que nos sucede cuando la ficción poética nos toca, nos conmueve. Ese encuentro inesperado que después permanece en nuestro recuerdo. “La proeza … Continúa leyendo Primeras lecturas de Un detalle trivial: Cecilia Sorrentino

La proeza de Leocadia

–¡Leocadia! El pintor la llamaba a cada instante. Desde que la fiebre lo devoraba, Francisco de Goya y Lucientes no se levantaba ni siquiera a mirar el atardecer por la ventana, como acostumbraba al principio de su larga enfermedad. –Leocadia, por favor…– repitió con voz débil. A Leocadia, que estaba en la cocina , le … Continúa leyendo La proeza de Leocadia