Primeras lecturas de Un detalle trivial: Ariel Bermani

¿Detalles triviales? Una lectura de los cuentos de María José Eyras Ariel Bermani J.D. Salinger le dedicó una parte importante de su obra a varios integrantes de una familia de ficción que, al menos a mí, me cuesta pensar sólo en el marco de la ficción. Me refiero a los Glass. Seymour, el primero de … Continúa leyendo Primeras lecturas de Un detalle trivial: Ariel Bermani

Primeras lecturas de Un detalle trivial: Hugo Correa Luna

Cuando nos encontramos a diario con lo trivial, simplemente lo dejamos de lado, como aquello de lo que no vale la pena ocuparse o como algo a lo que prestaremos una atención fugaz, tal vez un poco robada a nuestro tiempo; en todo caso, en la larga ristra de los minutos que se llevan nuestro … Continúa leyendo Primeras lecturas de Un detalle trivial: Hugo Correa Luna

Primeras lecturas de Un detalle trivial: Cecilia Sorrentino

Voy a contarles algo a propósito de “La proeza de Leocadia”, el último de los cuentos de este libro y mi preferido. Lo leí hace mucho y me atrapó; quiero decir que sentí eso que nos sucede cuando la ficción poética nos toca, nos conmueve. Ese encuentro inesperado que después permanece en nuestro recuerdo. “La proeza … Continúa leyendo Primeras lecturas de Un detalle trivial: Cecilia Sorrentino

La proeza de Leocadia

–¡Leocadia! El pintor la llamaba a cada instante. Desde que la fiebre lo devoraba, Francisco de Goya y Lucientes no se levantaba ni siquiera a mirar el atardecer por la ventana, como acostumbraba al principio de su larga enfermedad. –Leocadia, por favor…– repitió con voz débil. A Leocadia, que estaba en la cocina , le … Continúa leyendo La proeza de Leocadia

Sillas en la vereda, Cecilia Sorrentino

Un detalle, un destino Hay lectores que tienen el don del hallazgo. Si un texto esconde una perla, la sacan a la superficie, multiplican las resonancias de sentido, ponen esa perla en valor. En su primera novela, Sillas en la vereda, Sorrentino traslada naturalmente ese don a la escritura. Apenas comenzado el relato, la sobrina acompaña a … Continúa leyendo Sillas en la vereda, Cecilia Sorrentino

Acerca de “En Grand Central Station me senté y lloré” de Elizabeth Smart

Una pasión no correspondida Pocas veces al cerrar una novela aparece con tanta contundencia la palabra “extraordinaria” como sucede con ésta.  Tanto en su primer sentido -fuera de lo común- o en los que se derivan cuando nos hallamos frente a una escritura de rasgos infrecuentes. De joven, Elizabeth Smart encuentra un libro de poemas de … Continúa leyendo Acerca de “En Grand Central Station me senté y lloré” de Elizabeth Smart